Basta un primer vistazo al Hotel Pez Espada de Torremolinos para intuir que hay mucha historia tras sus paredes. La fachada se ha mantenido inalterada desde que se inauguró en 1959, dando el pistoletazo de salida a la promoción de la Costa del Sol como destino. Por fuera, el hotel mantiene ese halo sesentero que fue tan rompedor en su época y que ahora provoca la sensación de estar ante un templo del turismo, donde lo nuevo y lo moderno confluyen de manera singular.

Un poquito de historia

A principios de los sesenta, Torremolinos era sinónimo de modernidad, distinción y entretenimiento. El Pez Espada marcó el inicio de esta fama y según muchos, también la creación de la marca Costa del Sol. Situado en plena Carihuela, antaño playa de pescadores, el hotel se convirtió en una verdadera pasarela de grandes personalidades: príncipes y princesas, actores de Hollywood, cantantes famosos, etc. Charlton Heston, Orson Welles, Anthony Quinn, Elisabeth Taylor o Ava Gadner fueron algunos de los más ilustres huéspedes del que en la época fue considerado el mejor hotel de España.

Pez Espada recibidor

Recordando a Frank Sinatra

Frank Sinatra fue uno de los que dejó más huella, debido al pequeño ‘incidente’ que protagonizó mientras estaba alojado en el hotel rodando una película y que acabó con Sinatra en el cuartellillo. Una anécdota así no debe caer en el olvido, por eso la cafetería del hotel tiene forradas las paredes con discos del cantante y se llama el Frankie’s Café. Aquí os dejamos un vídeo que explica la historia.

“Charlton Heston, Orson Welles, Anthony Quinn, Elisabeth Taylor o Ava Gadner fueron algunos de los más ilustres huéspedes”

Muchos años de gloria, fiestas y famosos vinieron después hasta que la crisis del petróleo en 1973 comenzó a pasar factura. Tras la recuperación llegó el turno de otros destinos como Marbella y el hotel terminó cerrando, hasta que en 1986 la cadena MedPlaya se hizo con él y lo abrió durante todo el año, ayudando a desestacionalizar la Costa del Sol. Pero no penséis que la entrada de esta cadena hotelera acabó con la esencia del hotel; más allá de las reformas y acondicionamientos necesarios, el hotel conserva sus principales características: el edificio y su fachada (incluidos desde 2006 en el catálogo del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía) sus imponentes salones de columnas de mármol y suelo ondulante y su preciosa escalera.

Un hotel para incentivos

Hoy en día El Pez Espada es un hotel de cuatro estrellas en primera línea de playa, reformado y adaptado para todos los públicos, con 205 habitaciones y 30 suites recién construidas en un edificio anexo. Y lo que a nosotros nos interesa: también tiene una sala de reuniones polivalente y un centro de negocios. No son los más grandes ni imponentes de la Costa del Sol, pero no en todos los hoteles puedes tomarte una copa con Frank Sinatra mirándote desde la pared 😉

¿Te has quedado con ganas de conocerlo? Pídenos una cotización aquí